2

¿Científicos en la cocina?

Published at 8/31/2010 in , ,


La seguridad de que comemos sin gluten es casi una obsesión para todos los celíacos. El gluten, aunque sea en mínimas cantidades, nos hace daño y, por tanto, la posibilidad de analizar en nuestras propias cocinas si aquello que vamos a comer contiene o no gluten, lejos de parecer una extravagancia, puede convertirse en una herramienta más a nuestro servicio.

Una vez que la definición de "producto sin gluten" parece haber quedado clara(*), los fabricantes tanto de productos especiales sin gluten como de productos dirigidos a toda la población pero que no contienen gluten necesitan de tests que analicen y corroboren que aquello que van a etiquetar como "sin gluten" realmente no lo contiene (ni en su origen, ni en el resultado final).

Esta misma idea está empezando a desarrollarse para que sean los propios consumidores quienes analicen los productos que van a consumir y adquieran un rol más activo en el control de su dieta sin gluten y por tanto de una buena salud. Es el denominado "boom in testing" y el "do-it-yourself GF testing".

EZ Gluten es un ejemplo de empresa que comercializa kits de uso doméstico para analizar una muestra de comida y detectar sin contiene gluten.


Ahora bien, ¿cuáles son las principales objeciones que se les pone a este tipo de test doméstico?

- La primera, su precio. Por ejemplo, en EZ Gluten, una de las compañías más conocidas, los precios van desde $ 25 por dos unidades hasta $100 por 10 unidades.

- Otra objeción es que no todos los tests son iguales ni funcionan igual con todo tipo de comida y de ingredientes.

- Evidentemente, el mal uso que se haga de estos tests en nuestras cocinas (contaminando las muestras y dando falsas lecturas).

- La publicación en internet de nuestros resultados (usándolos contra los fabricantes).

- Finalmente, si estos tests permiten conocer si el producto contiene más de 10 ppm de gluten, ¿qué pasa con la franja 10-20 ppm de gluten? Un producto puede etiquetarse como "sin gluten" si no supera las 20 ppm de gluten, el doble de lo que detecta el test.

Aún con todas estas objeciones, el test doméstico puede aportarnos algo más de certeza de que aquello que vamos a comer es realmente sin gluten y puede que, además, ayude a abrir el mercado de productos sin gluten a otro tipo de productos que en principio no hubiesen sido aceptados.

Información extraída de la revista Gluten-free living (nº3 / 2009).

(*) Tanto en la Legislación europea como en la de EE.UU el límite para definir un producto sin gluten actualmente se establece en 20 ppm de gluten.

Legislación europea
Legislación en EE.UU

Un saludo,

Ángela, del equipo de InfoCeliaquia.Org

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

Post Details

2 Response to ¿Científicos en la cocina?

01 septiembre, 2010 12:34

Yo creo que No nada nada práctico en la cocina, ya que sabemos perfectamente cuando cocinamos, si hemos cometido error o no (cosa que dudo), además añadir un sobrecoste a la ya carísima comida sin gluten, cuando siempre se ha sobrevivido así. Son cosas absurdas, que nos quieren hacer creer necesarias (como muchas en ésta vida).
Para un restaurante?, pues qué quieres que te diga... el SI DUDAS NO LO CONSUMAS, es más efectivo.
Creo que nos perjudicará más que beneficiará, con lo de colgar en la red "bulos" que uno justifica con una prueba... símplemente, creo que sólo debería estar al alcance de laboratorios, empresas de alimentos etc...que nos puedan certificar la ausencia de gluten en sus alimentos.

Bicoss

02 septiembre, 2010 16:45

Bueno, yo no lo veo tan absurdo. Es una herramienta más que nos puede permitir, en un momento dado, saber si ese producto tiene o no gluten. El "si dudas no consumas" puede convertirse en "si dudas, tienes esta herramienta a tu servicio". Evidentemente, el coste es caro pero es posible que con el tiempo se abarate y hasta se convierta en algo habitual. Todo lo que sea avance y posibilidades, creo que es bueno para nosotros.

Saludos,

Ángela