1

Rayos X de muñeca: La "Caja negra del crecimiento infantil"

Published at 10/29/2007 in

Rayos X de muñeca.
La muñeca es la guía para analizar cómo evolucionan los cartílagos del crecimiento, unas zonas que se van convirtiendo en huesos a medida que el niño crece. Concretamente la mano y la muñeca izquierda del niño son dos elementos claves para comprobar que su crecimiento se está desarrollando dentro de los parámetros normales.
Este es el tema que se trata en la revista XLSemanal, revista dominical que se vende con el periódico "El Norte de Castilla" Un artículo, interesante y escrito de forma sencilla, que creemos que os gustará.
El enlace a la revista es este, pero por si acaso desaparece, os ponemos el artículo completo a continuación:
"Pedro acaba de cumplir 16 años. Es, con mucho, el más bajito de su clase y sus padres están preocupados: creen que su crecimiento se ha estancado y deciden llevarlo al pediatra. Éste, al medirlo, ve que su talla no llega al percentil 3 de la población general (es decir, sólo tres de cada cien niños tienen una talla inferior a la suya) y lo remite a un especialista en endocrinología pediátrica. La primera medida que toma el especialista es determinar su edad ósea mediante un análisis radiológico de su mano izquierda. Si ésta coincide con su edad cronológica, eso significará que su desarrollo casi se ha completado y que ya no crecerá mucho más… En definitiva, que será un niño bajo. Pero si su edad ósea es inferior a la real, aún es posible que el niño crezca. Lo normal es que ambas edades coincidan, pero ciertas enfermedades pueden retrasar el crecimiento óseo, o adelantarlo. Y en esos casos, el análisis radiológico de la muñeca es imprescindible para determinar que todo marcha bien y, si no es así, tomar las medidas adecuadas.
¿Por qué la muñeca izquierda?
«Hace más de un siglo se decidió que el territorio de la mano era el más adecuado para valorar la maduración ósea de niños y jóvenes –explica la doctora María José Martínez Sopena, jefa del servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Clínico de Valladolid–. Mediante radiografías periódicas de esta zona se puede seguir la evolución de los llamados ‘cartílagos del crecimiento’ de los huesos cúbito, radio, metacarpianos y falanges, unas áreas cartilaginosas que se convierten en hueso a medida que el niño crece y cuando están totalmente osificadas indican que, en ese momento, el crecimiento ha concluido.» Que sea la izquierda es por un convenio médico.
¿Cuándo una talla es baja?
Hay muchos factores que influyen en la velocidad y en el tipo de maduración ósea. Los hay individuales, que vienen determinadados por los genes que recibe cada individuo y sus circunstancias hormonales, y externos, entre los que se cuentan la alimentación y las condiciones ambientales. Cuando es concebida, cada persona recibe en su información genética la talla final que alcanzará, que puede modificarse al alza o a la baja si tiene algún problema hormonal o si sus condiciones nutritivas o ambientales no son favorables. Pero los genes no sólo dictan la talla final; también son los responsables de regular el ritmo de maduración ósea y de vigilar la edad de comienzo de la pubertad y, por tanto, del momento en que cada individuo obtendrá su talla final, que las niñas presentan dos años antes que los varones. Con todos estos condicionantes y con las radiografías de la muñeca sobre la mesa, los especialistas estudian cada caso individualmente. Por regla general, consideran que una desviación de dos años entre la edad cronológica y la ósea puede considerarse patológica. Es entonces cuando recomiendan un tratamiento.
¿Qué tratamientos se aplican?
Cuando la talla baja viene determinada por una enfermedad, ya sea hormonal o nutricional, se debe tratar la patología responsable (la celiaquía, el hipotiroidismo, la desnutrición o una deficiencia de la hormona del crecimiento). Y si la corta estatura está ligada a una herencia genética muy desfavorable, los especialistas se pueden llegar a plantear el empleo de la hormona de crecimiento, aunque sólo en determinados casos"
Jesús y Loli

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

Post Details

1 Response to Rayos X de muñeca: La "Caja negra del crecimiento infantil"

beh
01 noviembre, 2007 11:37

¡¡¡La cultura que tengo yo también en este tema y sin ser ligada a celiaquía!!!!. Muy bueno el artículo. Gracias.